Un libro propio para estos tiempos

.
La desopilante denuncia del fiscal Alberto Nisman contra la presidenta de la Nación Cristina Fernández por encubrir a los supuestos responsables del atentado de la AMIA y el trágico desenlace con la muerte del funcionario judicial, son tan solo capítulos de una historia de espías que quizás los argentinos nunca llegaremos a conocer en profundidad.  No es la primera ni será la última operación de los servicios de inteligencia, que se mantienen activos con una preocupante vigencia, tal como lo demuestra el caso Nisman y como lo denuncia Miguel Bonasso en “Lo que no dije en Recuerdo de la muerte”, libro publicado por editorial Sudamericana en el cierre del año 2014 y que resulta muy propio para estos tiempos.
 
Bonasso regresa al ruedo literario con una obra voluminosa (397 páginas) en la que arremete con furia (y cierto resentimiento) contra el kirchnerismo y sus principales figuras. El periodista revela una trama de continuidades y complicidades entre altos funcionarios del actual gobierno y personajes siniestros de nuestro pasado, en especial por sus vinculaciones con el aparato represivo montado por la última dictadura cívico-religiosa-militar.
 
En cierta medida, la denuncia de Bonasso no solo se circunscribe al kirchnerismo, más bien es una crítica hacia la clase política en general, que no tendría empacho en convivir y compartir negocios del poder con ex represores, socios comerciales de la dictadura, empresarios inescrupulosos y gerentes sin preocupación por el medio ambiente o los impactos sociales de sus emprendimientos. Más allá de la precisión de ciertas denuncias, pareciera ser que en Lo que no dije todos fueran malos… menos Bonasso.
 
Uno de los blancos predilectos del periodista es un apellido que hoy está en boca de todos los argentinos: Antonio Stiuso, ex director de operaciones de la ex SIDE (Secretaría de Inteligencia Del Estado). Este personaje tenebroso forma parte de los “servicios” desde 1972 y Bonasso lo sindica como la prueba contundente de la connivencia K con los represores del pasado. La continuidad de Stiuso durante la gestión, tanto de Néstor como de Cristina Kirchner, es innegable, del mismo modo que lo es su eyección de la ex Side a fines de 2014 y su –a todas luces- evidente participación en los carpetazos que conformaron la denuncia de Nisman.
 
Lo que no dije tiene muchas lecturas posibles y una amplia gama de temas y personajes sobre los que podría girar un comentario literario. Por momentos, es un libro que resulta denso y complejo, por instantes se torna apasionante y ameno, y casi siempre parece destinado a colocar a su autor en un rol moralista y protagónico que termina por restarle contundencia a sus denuncias. Nadie podrá cuestionarle a Bonasso sus datos ni su valentía para llamar a las cosas (y a los protagonistas) por su nombre. Sus fuentes son tan contundentes como su capacidad para definir a los personajes. Bonasso desentraña la trama de los espías y los servicios de inteligencia con maestría y precisión. Tanta, que resulta impensado que pueda hacerlo sin tener que meter las patas en el barro. Un barro que hoy enloda a todos los argentinos.
 
Ficha técnica
 
Título: Lo que no dije en "Recuerdo de la muerte"
Fecha de publicación: diciembre de 2014
Precio: $ 199,00
Temática: POLITICA
Isbn: 9789500750318
Formato: rústica
Páginas: 400
 
En Posadas, Librería Tras Los Pasos, Rioja 1945 entre Colón y San Lorenzo y local del Posadas Plaza Shopping.

0 comentarios:

Publicar un comentario