El regreso del libro fundamental

.
Hay obras que marcaron una época en la historiografía nacional, que perduraron en el tiempo porque instalaron una visión del pasado argentino que fue aceptada por el consenso de los historiadores, que abrieron paso a una escuela que profundizó una senda y que se tradujo en una profusa continuidad de trabajos de investigación que continuaron dicho camino. Uno de esos libros fundantes es, sin lugar a dudas, Revolución y guerra, escrito por el maestro Tulio Halperin Donghi y del que Siglo Veintiuno Editores acaba de lanzar una nueva edición, bajo la denominación de “Edición definitiva”.

En esta oportunidad, el libro viene con un nuevo prólogo del autor, en el que recuerda la forma en que se gestó Revolución y guerra, en un largo período de tiempo que va desde mediados de los años ’50 hasta su materialización en 1972. Como relata Halperin, el proyecto original se fue transformando a partir de una serie de influencias historiográficas que van desde la escuela de Annales hasta el revisionismo combativo de los convulsionados años ’60 en la Argentina. Entre los debates sobre la epistemología de la historia y las nuevas preguntas que generaba el clima de época, se fue perfilando este libro que a 42 años de su aparición sigue tan vigente como antaño.

Revolución y guerra tiene varios méritos. El fundamental, es que corrió para siempre el eje del análisis nacionalista, para abrir paso a una mirada más profunda que reconociera la inexistencia de la “Nación Argentina” en 1810 y que estableciera su construcción en un largo período de tiempo que abarcó, prácticamente, todo el siglo XIX. En ese sentido, Halperin propuso una línea interpretativa que se mantiene incólume en el actual consenso historiográfico. Salvo porciones algo periféricas de historiadores, ya no quedan dudas del origen de la nacionalidad argentina como fruto de un extenso proceso histórico. Si bien desde 1972 a la fecha esta línea ha sido ratificada por cientos de trabajos, está claro que, en este tema, todos somos hijos de Halperin.

Otro aporte clave es la reconstrucción del entramado social, político, económico y cultural que se tradujo en la “formación de una elite dirigente en la Argentina criolla”, tal como reza el subtítulo del libro. Esa elite, con sus cambios y continuidades desde la época colonial, sería definida por la historiografía posterior a Revolución y guerra, como la gran protagonista de la revolución y la independencia. Cientos de tesis y numerosos trabajos de investigación se dedicaron (y se siguen dedicando) a reconstruir el proceso de gestación y consolidación de la elite, tanto a nivel nacional como a niveles provinciales.

Esta mirada, que creó una escuela historiográfica a través del Instituto Ravignani, tiene un límite claro en la definición de subalterno con el que se refiere a los sectores populares. Por fortuna, en los últimos tiempos comenzó a revertirse este aserto a partir de trabajos como los de Gabriel Di Meglio y Raúl Fradkin, entre otros.

Revolución y guerra es la columna que vertebra la historiografía nacional de estos 40 años. Su autor, Tulio Halperin Donghi, conforma parte del panteón de los grandes historiadores de la Argentina. Y Siglo Veintiuno Editores nos trae una cuidada edición definitiva para ratificar que, los libros fundamentales, siempre están de regreso.

Ficha técnica:
Título: Revolución y guerra
Autor: Tulio Halperin Donghi
Páginas: 480
Tamaño: 23 x 16 cm
ISBN: 978-987-629-379-2
Colección historia y cultura
Precio: $ 220

En Posadas: Librería Tras Los Pasos, Rioja entre Colón y San Lorenzo y en el local del Shopping. 

0 comentarios:

Publicar un comentario