Cómplices económicos de la dictadura

.
Con buena parte de los responsables militares de la última dictadura cívico-clerical-militar juzgados o en trámite de ser sometidos a la justicia, hoy los argentinos hemos comenzado a preguntarnos por aquellos sectores que colaboraron, con distinto grado de responsabilidad, en aquella larga noche que vivió el país. Empresarios, grupos de poder, sindicatos, medios de comunicación y la iglesia católica, se encuentran entre los principales socios civiles de los genocidas que actuaron entre 1976 y 1983.
 
Mientras la justicia avanza a paso cansino sobre estos actores, surgen desde los ámbitos académicos y periodísticos investigaciones que sirven para echar luz sobre las complicidades civiles. Un extraordinario resumen de estos avances lo constituye Cuentas pendientes. Los cómplices económicos de la dictadura, editado por Horacio Verbitsky y Juan Pablo Bohoslavsky y publicado por Siglo Veintiuno Editores.

Cuentas pendientes es un compendio de artículos cuya característica principal es su enfoque multidisciplinar, metodología que enriquece el análisis y la mirada de conjunto. A grandes rasgos, el libro reúne tres vertientes de estudio.

Por un lado, todo lo referente a la cuestión jurídica. A través de tres artículos específicos, lo que se procura es establecer el encuadramiento de la responsabilidad jurídica de los cómplices económicos de la dictadura y las posibilidades de juzgamiento según los actuales criterios del derecho internacional y la jurisprudencia argentina. Como enfatizan Bohoslavsky, Agustín Cavana y Leonardo Filippini en el artículo “Prescripción de acciones por complicidad”, “el grueso de las intervenciones estatales luce fuertemente asociado al enfoque penal del asunto que desplaza del centro de atención a las prácticas o acciones corporativas reprochables y privilegia el análisis de la responsabilidad penal de individuos por sobre la evaluación de otros efectos y consecuencias posibles”.

Una segunda línea de investigación es aquella que se centra en la descripción del modelo económico impuesto por los militares y sus cómplices civiles, y que se engloban bajo el título de “La Macroeconomía de la dictadura”. La definición básica es que la dictadura “puso en marcha un patrón de acumulación de capital específico”, que se podría entender como la “variante autóctona del planteo neoliberal que predominó en la economía mundial desde fines de la década de 1970, cuando la revancha clasista alcanzó una notable crueldad”, tal la explicación, siempre precisa, de Eduardo Basualdo.

El último grupo de artículos se enfoca en los casos particulares de colaboración de empresas y actores económicos con la dictadura. Aquí sobresalen los casos de Ford, Mercedes Benz, Acindar, Techint y Ledesma, como empresas emblemáticas en cuanto, por un lado, su complicidad con la represión y, por otro lado, la obtención de beneficios directos por esa complicidad. De la misma forma se analizan los casos de las patronales industriales y rurales, como así también la colaboración de algunos sindicatos y de ciertos medios de comunicación, en especial los diarios Clarín y La Nación, que fueron “premiados” por su apoyo mediático con la obtención del monopolio el papel para diarios a través de la firma Papel Prensa.

En suma, un libro esclarecedor, comprometido, valiente. Cuentas pendientes es un llamado de atención para todos los argentinos, que creemos haber cerrado aquella historia trágica por haber juzgado a los torturadores y asesinos, cuando la realidad es que sus cómplices y los principales beneficiarios del régimen de terror, tienen una notable vigencia hoy en día y siguen actuando sin haber rendido cuentas ante la sociedad y la justicia.

Ficha técnica:
Título: Cuantas pendientes. Los cómplices económicos de la dictadura.
Autor/es: Horacio Verbitsky y Juan Pablo Bohoslavsky, editores
Editorial: Siglo Veintiuno Editores
Páginas: 464 
ISBN 978-987-629-344-0
Precio: 160 pesos

¿Dónde comprar en Posadas?: Librería Tras Los Pasos, Rioja entre Colón y San Lorenzo.

0 comentarios:

Publicar un comentario