Feliz cumpleaños, glorioso y querido Guaraní

.
El deporte forma parte del acervo cultural de los pueblos y en la Argentina en particular, el fútbol es tanto una pasión nacional como una expresión social. Pasión de multitudes, el fútbol, invento de los guaraníes y reglamentado por los ingleses muchos siglos después, contagió a los argentinos desde su llegada al Río de la Plata de la mano de los inmigrantes europeos. Nuestra provincia no quedó fuera del fenómeno y junto a la institucionalización de Misiones, nacieron los clubes de nuestro fútbol.

A comienzos de la década de 1930 en la barriada de Villa Sarita nacería el club más importante del fútbol misionero: el glorioso y querido Guaraní.

El gestor de la fundación del club fue Antonio Franco, empleado de la salud pública y generador de la idea que concluyó con la aparición del club Guaraní el 12 de junio de 1932. En la esquina de Iwanoski y Ángel Acuña se produjo la reunión fundacional, de la que surgió la primera comisión directiva presidida por el propio Antonio Franco.

A los pocos días, el club debutó en la Liga Posadeña con un triunfo ante Racing por 3 a 1. Cinco años después, en 1937, el club obtuvo su primer título de campeón posadeño. Conquista que repetiría en 32 ocasiones, logros que lo ubican como el equipo más veces campeón del fútbol posadeño.

En 1933 falleció Antonio Franco, lo que abrió paso a una división, hasta que se produjo la fusión definitiva el 10 de marzo de 1935, cuando se decidió homenajearlo y colocarle su nombre al club. Así surgió la actual denominación de Guaraní Antonio Franco.

Décadas después y bajo la presidencia de Clemente Argentino Fernández de Oliveira, comenzó la construcción del actual estadio. Para ello, la dirigencia contó con el decidido apoyo del gobernador César Napoleón Ayrault. Finalmente el 15 de agosto de 1963 se inauguró el estadio de cemento y con una platea techada, la primera en su tipo en la provincia.

Con la llegada de los torneos nacionales, Guaraní logró representar a la provincia en tres ediciones, con victorias ante Independiente y San Lorenzo y un empate 2 a 2 contra el River de Passarella y Kempes. También es recordada la espectacular goleada contra Boca en un amistoso de 1985, cuando la Franja derrotó a los xeneixes por 6 a 0, con 3 goles de Antonio Vidal González, el mismo jugador que tiempo después le marcaría 3 goles a Boca en la Bombonera y jugando para San Martín de Tucumán.


Hoy la Franja vive un presente de recuperación y sueña con volver al lugar del que nunca tendría que haber salido. La B Nacional es el escalón al que aspira llegar Guaraní, el glorioso y querido club de Villa Sarita.

0 comentarios:

Publicar un comentario