Misiones y la feria, éxitos y desafíos

.

Pasó una nueva edición de la Feria Internacional del Libro en Buenos Aires, la mayor reunión de editores y libreros de Latinoamérica. Una vez más, la provincia de Misiones estuvo presente con dos stands, con sus libros, los autores y una muestra reducida del potencial de nuestra cultura. Como en todo cierre, es tiempo del balance. En esta ocasión un balance que me encuentra en la doble función de colaborador y de protagonista.

Una mirada inicial debe remarcar el éxito de la puesta en escena de la Subsecretaría de Cultura de la provincia, en especial si se la compara con la del año pasado, cuando las diferencias con el presidente de la Sociedad Argentina de Escritores Misiones opacaron, en parte, la presencia de los escritores misioneros en la feria. De aquel entredicho a la actualidad, mediaron una serie de reuniones que permitieron acercar a las partes y resolver en forma razonable el conflicto. Para esta temporada la SADEM se integró al jurado de selección de obras y participó de la presentación de los escritores que se hizo en la librería Tras los Pasos de Posadas, otro hecho novedoso que le agregó una cuota de mediatización a la delegación misionera y que sirvió para articular al Estado con el sector privado.

Según la opinión de los encargados de la selección de las obras que representaron a la provincia en el día de Misiones en la feria, los libros elegidos fueron de una gran calidad y de una enorme variedad temática. Esto no hace más que ratificar el buen momento que viven las letras locales, consecuencia, también, del sostenido crecimiento del mercado editorial en la última década.

En cuanto a stand de la Subsecretaría, se destaca la mejora realizada en la presentación del mismo, con un diseño y una iluminación que permitía destacarlo entre otros de mayor tamaño que tenía en sus cercanías. Además, se mostró acertada la idea de no concentrar todas las actividades en el día de Misiones, sino en esparcirlos a la largo de toda la feria. Pese a ello, está claro que todavía hay mucho por mejorar si lo que se pretende es atraer al público hacia el stand.

En el debe se inscribe la superposición de ofertas brindada por Misiones, al contar con dos stands. Uno del Centro del Conocimiento y otro de la Subsecretaría de Cultura. Frente a otras provincias, como Santiago del Estero, Mendoza, Tucumán y Jujuy, que ofrecen un stand amplio y variado, nuestra provincia aporta espacios balcanizados. ¿Sería tan difícil articular esfuerzos conjuntos entre el CC y la Subsecretaría? ¿No se podría generar una representación misionera centralizada que sirva para sumar los esfuerzos de los organismos públicos de forma tal de potenciar nuestra presencia en la feria? Son los desafíos que ya se plantean para el año próximo.

Por último, se reiteró el debate propuesto por algunos escritores en torno a la crítica por la presencia de referentes de la cultura que no son de las letras entre la delegación misionera. La crítica apunta, en especial, a los músicos que suelen presentarse el día de Misiones, como ocurrió este año con Joselo Shuap. La crítica nos parece impropia, nacida, quizás, de esa mentalidad propensa al chiquitaje que tanto caracteriza a ciertos sectores sociales de Misiones. Pensar que cada rama artística es un compartimento estanco de la cultura, es un absurdo. Misiones utiliza este tipo de ferias para promocionarse como destino turístico y como referencia cultural. Por más que a algunos les pese, los escritores no somos los componentes más importantes de la cultura local, apenas somos un elemento más, ubicado en el mismo plano de importancia que los músicos, los artistas plásticos o los actores. Todos juntos, integramos el variopinto mapa de la cultura misionera. En todo caso, lo que los escritores deberíamos reclamar es más presencia de escritores en otros espacios, ferias temáticas e, inclusive, en las giras de promoción que se hacen desde el Estado. No para que sobresalga tal o cual escritor, sino para que junto a nuestros colegas artistas de la música, las artes plásticas y la dramaturgia, podamos mostrarle al país y al mundo, lo hermosa y variada que puede ser nuestra cultura.

0 comentarios:

Publicar un comentario