¡Feliz día, amados libros, gracias por tanta magia!

.

Hay fechas paradigmáticas, como si el calendario fuera capaz, por sí solo, de establecer tendencias caprichosas sobre el destino de los hombres y la sociedad en su conjunto. Una de esas fechas es el 23 de abril, considerado por la Unesco como el día internacional del libro desde 1995.

Existe un elemento aglutinador para la elección del 23 de abril, la muerte de varios genios de la literatura. Miguel de Cervantes Saavedra, Garcilaso de la Vega y William Shakespeare murieron, o mejor dicho, sus muertes se vinculan con la fecha mencionada. Lo más curioso, es que los tres fallecieron el mismo año, en 1616.

El autor del Ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha había mostrado su interés por las letras desde temprana edad. En 1570 se radicó en Italia y se alistó en las tropas cristianas en guerra contra los turcos otomanos. En el marco de dicho conflicto, fue herido en la batalla de Lepando, de cuyo resultado quedó con su mano izquierda atrofiada. En 1575 fue capturado por los turcos y permaneció en cautiverio durante cinco años. Recién en 1580 logró regresar a España, para pasar a Portugal y comenzar con su magnífica carrera literaria. Encarcelado por delitos financieros en 1597, fue en la cárcel en donde comenzó a delinear la que sería su obra cumbre y una de las maravillas literarias de la humanidad: El Quijote. Cervantes falleció el 22 de abril en Madrid y fue enterrado al día siguiente, el 23.

El Inca Garcilaso de la Vega es considerado el primer mestizo destacado de América, ya que alcanzó gran renombre en el mundo colonial. Hijo de un conquistador español y de una princesa inca, descendiente directo del Inca Túpac Yupanqui, recibió una educación esmerada. Fue testigo de las guerras sostenidas por los conquistadores por apropiarse del botín de la conquista. Muerto su padre, viajó a España para sumarse al ejército, en donde tendría poco espacio para su accionar debido a su condición de mestizo. Frustrado por ese paso, probó suerte en la religión, merced a lo cual pulió su formación en un sentido humanismo. Fue gracias a esta experiencia que comenzó a escribir sus vivencias. Su visión dual de la realidad, surgida de su condición de perteneciente a la nobleza española y americana, se destaca en sus escritos. El más importante de ellos, Historia General del Perú, se publicó completo en 1617, un año después de la muerte del primer escritor americano del mundo hispano.

William Shakespeare es el escritor de lengua inglesa más importante de la historia, merced a una obra literaria y dramaturgia tan amplia como extraordinaria. Sus obras teatrales, cuatro veces centenarias, continúan siendo fundamentales y motivo de constantes reinterpretaciones y puestas en escena. Ese es, seguramente, el mayor legado de este personaje que marcó la literatura inglesa con un estilo irónico y profundo. La particularidad de Shakespeare es que murió el 23 de abril, pero del calendario juliano, fecha que corresponde al 3 de mayo del calendario gregoriano.

Tres escritores, tres genios de la literatura entrelazados por un mismo día, el 23 de abril, el día indicado, sin duda, para homenajear a ese objeto único que es el libro. ¡Feliz día, amados libros!

0 comentarios:

Publicar un comentario